¿Cómo puedes beneficiarte de los validadores de direcciones?

¿Cómo puedes beneficiarte de los validadores de direcciones?El crecimiento exponencial de los datos ya es una tendencia consolidada e imparable. En cualquier ámbito, millones de direcciones postales, nombres, email y números de teléfono se archivan y procesan a cualquier hora del día y la noche con el objetivo de gestionar y llevar a cabo múltiples operaciones. De la elaboración de perfiles de los usuarios al marketing, del envío de un producto a la geocodificación de un banco de datos, las actividades relacionadas con la disponibilidad de una determinada cantidad de datos son infinitas. En este panorama los validadores de direcciones ofrecen ventajas concretas y transversales al garantizar que la mole de información se verifique según estándares de calidad mayores. El tema que interesa a una gran cantidad de figuras y profesionales, incluidos los ingresos de datos, los desarrolladores, los administradores de negocios, los propietarios de e-commerce y los especialistas de TI: ¿cómo puede una empresa beneficiarse de la utilización de un validador de direcciones?

Las respuestas son de varios tipos y dependen de lo que entendamos exactamente cuando hablamos de beneficios. En algunos ámbitos el beneficio se convierte en la posibilidad de realizar una actividad en concreto de forma realista, es decir según un procedimiento eficiente y probado. Pensar en validar una base de datos de direcciones a mano es totalmente irreal porque precisamente el enfoque manual es un presagio por naturaleza de errores con consecuencias obvias por lo que respecta a la calidad. Por lo tanto en muchos casos el validador es la única opción en la que apoyarse para realizar un trabajo bien hecho. Luego hay exigencias de validación de las direcciones que, gracias a software avanzados, se resuelven más rápidamente optimizando los recursos y los costes (los beneficios a los que se ha hecho referencia anteriormente). En los siguientes párrafos hemos reagrupado algunos ejemplos de beneficios subdivididos por tipos, convencidos de ofrecer de esta forma un cuadro sobre una herramienta cada vez más difusa y necesaria.

BENEFICIOS DE UN VALIDADOR A LA HORA DE OPTIMIZAR LOS DATOS

El primer beneficio y más evidente concierne a la optimización de los datos, una meta que garantiza una pluralidad de pasos realizados por el validador cuando las direcciones se introducen en el programa. Estos pasos incluyen entre otros:

  • corrección de la dirección → la dirección se depura de posibles errores de mecanografiado como erratas, palabras duplicadas, puntuaciones superfluas y todo lo que se debe sanear
  • actualización de la dirección → cuando se dé el caso, la dirección se actualiza por lo que respecta a sus campos obsoletos (código territorial, provincia, etc.)
  • ultimación de la dirección → la dirección, si está incompleta, se integra con los datos que faltan para garantizar que la información disponible y la información necesaria correspondan plenamente
  • fusión de direcciones idénticas → en las validaciones masivas (batch), las direcciones redundantes o superponibles se reconocen y fusionan para eliminar repeticiones (desduplicación)

BENEFICIOS DE UN VALIDADOR A LA HORA DE REDUCIR LOS PLAZOS

Otro beneficio fundamental relacionado con la utilización de un validador de direcciones es la reducción de los plazos. Un validador reduce los plazos de trabajo en la medida en que no solo realiza múltiples cálculos en poquísimo tiempo, sino que también permite sanear los datos a distancia, normalmente online desde el ordenador de la empresa o incluso desde una tablet o un smartphone. Durante un viaje de trabajo, una reunión o mientras se llevan a cabo otros cometidos, el validador se ocupa de realizar sus tareas con rapidez y precisión, 24 horas al día, 365 días al año. Esto se aplica tanto para los programas disponibles online como, con más razón, para los validadores integrados en entornos especiales (e-commerce, portales, sitios web, de gestión, etc.) mediante API o plug in. En el caso de un validador interno el control de las funciones permite la máxima flexibilidad y libertad de configuración de los datos analizados.

BENEFICIOS DE UN VALIDADOR A LA HORA DE REDUCIR LOS DERROCHES

Optimizar el patrimonio de datos y al mismo tiempo reducir los plazos de acción conlleva una reducción inmediata y significativa de los derroches. En este caso también vale la pena indicar algún ejemplo concreto respecto a qué queremos decir cuando hablamos de derroches. Esto nos permite tener bien claras cuáles y cuántas casuísticas se presentan en cada contexto de negocio.

  • Menos derroches en las entregas: usar direcciones validadas significa sacar provecho durante la fase de entrega y transporte (e incluso antes de logística), al tener la seguridad de que el envío de la mercancía llegue a su destino sin devoluciones ni retrasos. Esto se traduce en un notable ahorro de tiempo y costes debido a la retirada de los productos enviados y a la gestión de un nuevo envío sin contar con la satisfacción de los clientes y los beneficios desde el punto de vista de la imagen (identidad de marca).
  • Menos derroches en el marketing: la promoción puede realizarse de muchas formas según lógicas genéricas o específicas (en un territorio limitado). El envío de folletos, panfletos y material publicitario a una ciudad presenta costes elevados y cada inversión conlleva derroches más o menos consistentes relacionados con la exactitud de las direcciones y como consecuencia con su calidad. Gracias a un validador tendremos campañas de marketing territorial más precisas, con un mejor rendimiento desde el punto de vista económico.
  • Menos derroches en el servicio a los clientes: el éxito de un servicio de asistencia al cliente depende en gran medida del conocimiento de los clientes y éste depende a su vez de la elaboración de perfiles. Éste es un objetivo que se puede lograr gracias a la asignación de información específica a cada usuario desde el momento de la compra e incluso durante la fase de posventa y tutela de la garantía. También en este caso los derroches debidos a una elaboración de perfiles errónea son evidentes y pueden aumentar con el paso de los años como consecuencia de envíos fallidos, retrasos y publicidades negativas. Evitar estos obstáculos debería ser el objetivo de cualquier negocio moderno.

BENEFICIOS DE UN VALIDADOR EN LA GEOLOCALIZACIÓN

Un validador de direcciones postales de última generación no se limita a la optimización de las direcciones. Entre las funciones más avanzadas, lanzadas en cada caso por el usuario del software, recordamos la geocodificación o georreferenciación de los datos. Se trata esencialmente de un beneficio enorme para todos los que tienen que indicar en un mapa la posición exacta de las direcciones, o al contrario extrapolar de una o más direcciones las coordinadas geográficas (longitud y latitud) para utilizarlas después de varias formas según las estrategias preelegidas. La posición de las direcciones puede agilizar la búsqueda de un destinatario por parte de una empresa de mensajería, pulir las estadísticas sobre un segmento de usuarios, facilitar los procesos de adopción de decisiones relacionados con una actividad de marketing en el territorio… Ventajas resolutivas que sin un validador no existirían.

BENEFICIOS DE UN VALIDADOR AL FORMATEAR LAS DIRECCIONES

Como para la geolocalización, también para el formato de las direcciones postales es posible confiar en un validador vanguardista para gestionar la conversión de los datos en el modelo de salida. ¿Por qué? Porque cada país prevé un sistema postal propio de referencia y cada sistema postal exige un formato de dirección unívoco. Este formato se configura como un conjunto de campos ubicados en un cierto orden y escritos respetando normas muy precisas. El formato de salida debe decidirse a priori, antes de lanzar la validación. Para ello hay que confiar en un validador actualizado que permita seleccionar el formato según el país que será el blanco. Como cualquier otra operación el formateo también se puede hacer con direcciones individuales o bases de datos íntegras (modalidad batch). Para probar las potencialidades de un validador de direcciones aconsejamos aprovechar la demo gratuita de nuestro software Egon: la suscripción no conlleva ningún vínculo o descarga, sino que permite probar el programa y entender sus beneficios sin intermediarios y sin costes. Pruébalo ya y descubre la diferencia entre una validación imprecisa y una validación profesional.